Cebada: datos optimistas en el panorama global

Más allá de la tranquilidad que se observa en los mercados de cebada, a la espera de la nueva cosecha en el hemisferio norte, hay ciertos indicadores que resultan optimistas para la cebada en su conjunto.

Dicho análisis fue destacado por los ingenieros agrónomos Mario Cattáneo y Fidel Cortese, especialistas en el cultivo de cebada, en su último informe mensual. Para recibir el informe completo todos los meses, la suscripción al Newsletter puede realizarse desde este link.

Cebada: producción y comercialización

Siguiendo con el panorama de cebada, los buenos volúmenes de producción registrados en los últimos años y la buena proyección para la próxima campaña se conjugan con un aumento de consumo de la misma, reflejado en un aumento del volumen comercializado globalmente e influenciado por el consumo de cebada forrajera de China y en la recuperación del consumo de cerveza en el hemisferio norte.

Lo descripto anteriormente ha provocado que la relación Stock/Consumo, que viene descendiendo desde hace 5 años, de acuerdo al informe de USDA, para el ciclo 2021 se encuentre en los niveles más bajos desde el año 2007 (Baqué A.)

A nivel global se observa una disparidad en el comportamiento de los precios de la cebada: mientras en Francia han subido influenciados por el trigo, en Canadá y Australia han bajado y en Argentina se mantienen medianamente estables.

Respecto al consumo mundial de cerveza, se observa un rebote en el año en curso, esperando los analistas recuperar el volumen de consumo pre-pandemia en el año 2022, año a partir del cual se espera un incremento constante hasta superar los 2.000 millones de hectolitros en el 2025 (RMI-Junio 2021).

En Europa, los cultivos de cebada, tanto invernales como primaverales, se encuentran en muy buenas condiciones, las bajas temperaturas y el atraso en la siembra provocarán un atraso de la cosecha pero se estima que la misma tendrá buenos rindes y calidad. Los datos de primeros lotes de cebada invernal cosechados en Francia arrojan resultados de acuerdo a esas estimaciones.

Se espera que en Francia la producción de cebadas invernales crezca alrededor de un 20% respecto al año pasado, por mayor superficie y mayor rinde. De confirmarse esta tendencia podría existir un efecto sobre el mercado.

En Ucrania y Rusia los cultivos se encuentran en buenas condiciones, pero las estimaciones de producción prevén una reducción en conjunto de alrededor de 1 millón de toneladas.

En Canadá, lluvias recientes han mejorado las condiciones para el cultivo y se mantiene una expectativa de aumento de superficie y producción.

Australia ha desarrollado con éxito nuevos mercados, enviando más de 3,5 millones de toneladas de cebada forrajera cosecha 2020 a Arabia Saudita, Japón y el Sudeste Asiático. Y más de 100 mil toneladas de cebada cervecera a los mercados de México, Japón y Vietnam. Las condiciones de siembra son buenas en el oeste, con algún déficit hídrico en el este. Se espera que reducción del área de siembra de cebada tenga un impacto en la disminución de producción de alrededor de un 15 % respecto al año anterior.

Siguiendo con Australia, debemos decir que referido al conflicto con China, este último ha aceptado la conformación de un panel de expertos independientes, entre los cuales está Nueva Zelandia, para resolver la disputa arancelaria que los involucra.


Para recibir todos los meses el informe completo suscribite a nuestro Newsletter

Seguinos en las redes
Seguinos en Twitter      Seguinos en Facebook      Seguinos en Instagram

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.