Cebada: así están la producción y los mercados en todo el mundo

Con la cosecha de cebada prácticamente finalizada en el Hemisferio Norte se confirma la menor producción de Europa y Ucrania y un incremento importante de la misma en Rusia, Canadá y Estados Unidos. No obstante, el bajo volumen de la producción global, aunque ligeramente superior a la de la campaña anterior, no se manifiesta en un impacto positivo en los precios, ya que los dos principales importadores de cebada, China y Arabia Saudita, vienen demorados con la definición de sus compras y aún persisten las razones económicas/financieras como el temor a una recesión mundial.

Así lo señalaron los  ingenieros agrónomos de Cebada Cervecera Mario Cattáneo y Fidel Cortese, especialistas en el cultivo de cebada, en el último informe mensual de nuestro newsletter, que puede recibirse suscribiéndose desde este link. 

Suscribite a nuestro Newsletter

De cualquier manera, los últimos informes sobre la disminución en la producción mundial de maíz estiman que tendrá un impacto positivo en los precios de cebada forrajera.

En su último informe, el USDA estima una producción mundial de cebada para la campaña 2022/23 de 147,7 millones de toneladas, producción algo superior a la pasada 2021/22, que fue de 145,079 millones de toneladas, pero que no alcanza a recomponer los stocks mundiales en forma satisfactoria, lo que extiende la situación de balances “ajustados” al menos hasta mediados de 2023, ocasionando una disminución del consumo y el comercio mundial.

Cebada: panorama de producción y mercados

La estimación de producción para Ucrania es de 6,6 millones de toneladas, una disminución de más de 3 millones respecto al año anterior y con impacto en el mercado mundial. Si bien los últimos acuerdos han permitido la salida de buques desde puertos del Mar Negro con grano ucraniano, éste ha sido fundamentalmente maíz y se estima que una total normalización de la operatoria llevará al menos un par de años.

Por otro lado, el avance de las tropas ucranianas en las últimas semanas sobre territorio ocupado ha liberado suelo para la siembra de inverno, la cual ha comenzado. Pero de cualquier manera se prevé que la misma sufrirá una disminución del 35 % respecto a la realizada en 2021. Por su parte las estimaciones de producción de cebada en Rusia están alrededor de los 20 millones de toneladas.

En Francia, la cosecha de cebadas invernales ha tenido muy buenos resultados en cuanto a rinde y calidad, con calibres superiores al 90 % y proteínas en su mayoría en un rango de 10,5 – 11,5 %, Por el contrario, la cosecha de cebadas de primavera ha resultado un 10 % inferior en rinde respecto al año anterior, con problemas de bajo calibre y alta proteína, lo que reducirá el porcentaje de selección para malterías.

Contrariamente, en Dinamarca y Suecia la cosecha ha resultado exitosa, pero en este caso se observan problemas de baja proteína. La siembra de cebadas invernales ha comenzado con déficit hídrico en los suelos, lo que pone en duda la buena implantación de los mismos. Se cree que esta situación de sequía podría impactar en una disminución del área de invierno y en un incremento de la de primavera.

En Canadá se espera una producción de cebada un 35 % superior a la de la cosecha, lo que ubicaría la misma en alrededor de 10 millones de toneladas. Este volumen inserta nuevamente a este país en el mercado exportador de cebada, siendo históricamente su destino principal China.

Estados Unidos, al igual que Canadá, ha tenido una mejora sustancial en su producción de cebada respecto al año anterior, afectado por la sequía. Si bien los resultados han sido variables en rinde y calidad, se estima una producción de cebada algo superior a los 3,5 millones de toneladas.

En Australia, las expectativas de producción son muy buenas, con condiciones de humedad y temperaturas moderadas que favorecen el desarrollo de los cultivos. Se estima una producción superior a los 11 millones de toneladas, lo que ubicaría esta cosecha como la cuarta más importante en la historia cebadera de Australia.

Si bien el consumo y producción de cerveza han tenido una importante recuperación, y han puesto de manifiesto un cierto déficit de la capacidad de elaboración de malta especialmente en Europa, persiste la preocupación dentro de la cadena maltera/cervecera, especialmente en Europa, por las limitaciones energéticas y las complicaciones logísticas, que incluyen restricciones tanto de agua como de CO2. Estas restricciones han obligado a suspender la producción de algunas cervecerías pequeñas.

En una situación volátil es importante seguir con atención la relación entre compradores y vendedores (o importadores y exportadores), así como también la producción y mercado de otros granos (p.e. maíz) con impacto en el mercado de cebada.

Producción en Argentina

Para la campaña 2022/23, con un estimado de siembra de alrededor de 1,3 millones de hectáreas, se espera una producción de entre 5,1 y 5,4 millones de toneladas, dependiendo de las condiciones climáticas y el nivel tecnológico utilizado.

Podemos decir que las condiciones del cultivo son de buenas a muy buenas en el sur de la provincia de Buenos Aires, pero en la zona Norte de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba los cultivos se ven muy afectados por las condiciones de extrema sequía y las heladas ocurridas, y su recuperación dependerá de la ocurrencia de lluvias en el corto plazo.


Más información sobre Mercados

Seguinos en las redes
Seguinos en Twitter      Seguinos en Facebook      Seguinos en Instagram

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.